Nuevas herramientas para el desarrollo de equipos humanos

El-Equipo-A.jpg

Para quienes trabajan todos los días en un entorno con grandes dosis de estrés y competitividad, tener a un compañero a su lado, que esté dispuesto a entregarse al 100% por ayudarle en pos de un beneficio común, tiene un valor incalculable.

En las empresas, sólo los equipos cuyos miembros conocen bien en qué son buenos cada uno de ellos y cuáles son sus debilidades (personales y profesionales) actúan como una unidad inexpugnable y eficaz. El papel del líder y sus colaboradores fluye en una cadena de decisiones que potencian y dan valor a cada miembro del equipo. Todos son igual de necesarios en la misión y todos participan en la creación del plan de acción.

No hay que olvidar que los conflictos dentro del equipo también son imprescindibles para lograr la máxima transparencia y permitir el afloramiento de nuevas ideas que sirvan para dar mayor calidad y riqueza al proyecto. Lo que se resuelve, motiva.

Las últimas herramientas destinadas a conseguir la solidez y la amplitud de recursos en un equipo humano, llevan una combinación en proporción variable de técnicas de: Coaching, Teatro, Programación Neurolingúistica, Constelaciones Sistémicas, Mindfulness, Facilitación, Visual Thinking e Improvisación.

Utilizada sólo por profesionales “al margen de la ley” como visionarios y disruptores, esta mezcla de herramientas posibilita llevar al equipo hasta un lugar desconocido pero sumamente poderoso, donde cada integrante asume la responsabilidad de dar lo mejor de sí mismo, para crear juntos el mejor camino que cumpla con el objetivo de la misión.

Las 5 fases de avance de un equipo están perfectamente definidas usando estas herramientas:

  • INDAGACIÓN (análisis y prospección de los puntos de mejora)
  • PROPUESTAS (búsqueda de opciones que mejoren el funcionamiento y organización de lo que ya existe)
  • RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS (considerar los distintos enfoques para optar por el más integrador y efectivo)
  • IMPLEMENTACIÓN (aplicar de forma práctica las decisiones tomadas)
  • SEGUIMIENTO (comprobar el valor añadido a la organización y realizar pequeños ajustes)

La tendencia es que cada vez, se ahonde más en el aspecto humano, y que los participantes de un proyecto aumenten su autoconocimiento y el de sus compañeros (líder incluido). A mayor información y creatividad disponible, más fácil es salir del lugar donde está encerrado el equipo. Al fin y al cabo a todos nos gusta poner una sonrisa y decir: “me encanta que los planes salgan bien”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s